Feeds:
Entradas
Comentarios

¿Jugamos?

Interesante el estudio publicado por las Cámaras de Comercio e Industria de India, donde se afirma que alrededor del 12,5% de la productividad en el sector corporativo se desaprovecha cada día por sitios de redes sociales. En el sondeo realizado entre las empresas se asegura que juegos como FarmVille, Cafe World, Restaurant City, Pet Society, y Happy Aquarium son muy populares entre trabajadores que a menudo se conectan durante las horas de oficina. Este nuevo tipo de juego social “asíncrono” permite jugar con amigos sin tener que estar online al mismo tiempo.

“Lo que estamos viendo es que cada vez más y más gente y organizaciones están reconociendo la productividad perdida, así que probablemente habrá más bloqueos de aplicaciones de Facebook”, dijo Rebecca Wettemann, de Nucleus Research. La firma Nucleus Research, con sede en Boston, llevó a cabo un reciente estudio sobre los efectos de las redes sociales en la productividad, según el cual la mitad de los trabajadores de Estados Unidos acceden a estos sitios desde el lugar de trabajo, lo que lleva a una pérdida media de un 1,5% del total de la productividad de la oficina.

Aunque las compañías intentan restringir el acceso a las redes sociales, no todo el mundo considera dañinos los juegos. Anand Tatambhotla, consultor en una firma de asesoría en Bangalore, dice que jugar online es similar a tomarse un descanso para hablar o para fumar un cigarrillo, o incluso mejor. El psiquiatra Santosh Chaturvedi, del Instituto Nacional de Salud Mental y Neuro Ciencias en Bangalore está de acuerdo. “Jugar a estos juegos es como un descanso, sin tomarse un descanso físico realmente. Cambia la actitud y cuando la persona vuelve a su trabajo, puede mejorar realmente su concentración y productividad”, declaró.

Vía: Canarias Ahora

Loca por la luz

 

Alabo lo que está verdaderamente vivo,
lo que anhela ser quemado hasta la muerte.

Y mientras no hayas experimentado
esto: morir y así crecer,
eres sólo un turbado huésped
en esta tierra oscura.

Goethe

Imagen sugerida en EcoPlaneta

Metas y dinámicas

Las redes sociales en la web están revolucionando los conceptos de información, transmisión de conocimientos y transparencia en la comunicación.

Como todo  medio que responde a una necesidad real de la población, nace desde la base, creciendo de una forma sorprendente.

Los organismos e instituciones, basados en organizaciones piramidales, miran con temor una estructura que representa de entrada una amenaza, pues es antagónica, y diferente por tanto en su dinámica, a la histórica operatividad jerárquica.

La forma de funcionamiento en jerarquías permite una gran organización del trabajo, una mejor previsión y control de resultados. Las acciones responden a metas y proyectos que suelen dirigirse desde las cumbres piramidales, alejadas de las masas. Pierden pasión y riqueza, pues limitan la creatividad espontánea, la aportación y la respuesta individual.

Las formas de funcionamiento en redes, por el contrario, aparecen y desaparecen respondiendo a pasiones y aportaciones individuales, que se enriquecen continuamente  de individuos que se van sumando a la idea o proyecto. Tienen menos programación, previsibilidad y control y mayor pasión y creatividad.

En la realidad ambas formas se dan juntas. Una red contiene sus pirámides y una pirámide sus redes, aunque en su conjunto podríamos deducir que la organización piramidal permite un mayor control, mientras la estructura en red aporta mayor creatividad y pasión.

La red constituye una organización de la masa, que sin ello tendría una participación altamente apasionada, caótica y probablemente sin sentido.

Establecer canales entre ambas estructuras, acercar los mandos a la red, aprovechar toda esa creatividad espontánea y transmisión de conocimientos, mirar y escuchar al pueblo y desde ahí construir una verdadera democracia participativa, es todo un reto del pasado, presente y futuro.

Por fin me he decidido a conocer Twitter. Esta red social no me había llamado la atención porque siempre había creído que era una plataforma con un alto contenido de usuarios muy jóvenes, pero recientemente he leído un informe publicado por Nielsen donde descubre que sólo un 16% de los adictos a esta red son menores de 25 años.
Lo cierto es que en sólo dos años, Twitter se ha convertido en un auténtico boom de la web 2.0 gracias a la pregunta: ‘¿Qué estás haciendo?’. Las respuestas, que no superan los 140 caracteres, han dado lugar a una especie de ‘microblogs’ que ayudan a conocer al momento lo que está haciendo todo aquel que tengas agregado a tu red: novios, amigos, parientes… El funcionamiento es bastante sencillo. Una vez registrado, cuentas con una página en la que puedes escribir todo tipo de impresiones y comentarios a través de mensajes muy cortos, al estilo de los SMS. Por eso, no es raro encontrarse entradas del tipo ‘Me voy al cine’ ‘En la peluquería’ o ‘Atrapado en un atasco’. Así cada usuario invita a sus conocidos a que sepan en todo momento qué es lo que está haciendo.  No hace falta que estés pegado al ordenador, porque también tienes la opción de escribir o leer los mensajes por SMS gratuitos al móvil. La base del éxito de Twitter es la comunicación rápida en estado puro y su reciprocidad.

Pero no sólo es mero cotilleo, Twitter también podría tener sus aplicaciones desde el punto de vista empresarial, según vaticinan los expertos. Un empleado no sólo podría conocer en tiempo real dónde o qué es lo que está haciendo su jefe o al revés, sino que también es muy útil para los grupos de trabajo que no se encuentran físicamente en el mismo lugar. «Este sistema es instantáneo y permite estar en todo momento conectado, dando la apariencia de que están juntos en el trabajo», asegura el especialista José Antonio del Moral, fundador de la compañía Alianzo, empresa dedicada al desarrollo de productos para la web 2.0.

Hoy es noticia que Twitter compra Mixer Labs. Muy interesante esta compra porque Mixer labs es el responsable de GeoAPI.com un servicio usado por muchas aplicaciones que basan sus servicios en geolocalización y que les da una capa de información con casi 16 millones de negocios y hasta un SDK para desarrollar pensando en el iPhone.

Este super chat “engancha”, lo confirma el número de usuarios, que se estima que crece un 20 por ciento cada semana.

Realidad aumentada

Luis Aldrich señala en un artículo del blog de la red social de SeconSpain un vídeo bastante gráfico que muestra algunas de las muchas posibilidades de Second life para interactuar. Interesante

Más información de posibilidades de Second Life y trabajo realizado por la comunidad española, en la entrevista al propio Luis Aldrich en Baquia

Second Life permite recrear espacios físicos para distintas funciones y actividades, generando la sensación de estar viviendo realmente la experiencia, tanto por la influencia de la estética como por las relaciones que se establecen con los otros habitantes del entorno.

La recreación de los espacios puede ser tan idéntica a la realidad que resulta realmente atractiva. Trasciende por completo el concepto de ver en web fotos de los lugares, pues se mueven emociones, relaciones, acciones, en las que se ha de participar directamente por las características del medio.

Algunas empresas y organismos españoles empiezan a estar presentes. En muchos casos con excelentes instalaciones en cuanto a realismo, estética y posibilidades de interactividad. Sin embargo, la mayoría son lugares vacíos. La experiencia parece reducirse hasta ahora a llevar a un medio en 3D la información de la web o dejar que la gente “campe a su aire” en el espacio, por lo que a la hora de buscar lugares donde conversar, uno encuentra pocos proyectos y muchas discotecas.

Creo que el tema está en que se ha desarrollado mucho la arquitectura, pero faltan dinamizadores que den vida al medio y exploten las muchas posibilidades desde la participación activa de los visitantes.

En las fotos, lugar de la Oficina de Turismo de Ibiza, Lugar del Ayuntamiento de Gijón, discoteca en Ibiza. Arquitectónicamente son muy bellos, aunque la mayoría de los edificios están vacíos por dentro y por lo tanto no habitados. Finalmente las calles están vacías, sin vida. Y los participantes, que lo que buscan es la conversación y el encuentro, se agrupan todos en tiendas, cafeterías o discotecas, abandonando los otros espacios, que acaban siendo infrautilizados.

Hoy leía en el blog de Enrique Dans una polémica reflexión, que dejo aquí para seguir pensando:

Los “objetos sociales” son la nueva frontera, y están pasando del manejo puramente casual y artesanal, a un desarrollo cada vez más evolucionado, pero también más natural, apoyado en una comunicación diferente. El hombre es un ser social, y la red lo fomenta. Los mercados son conversaciones, y los “objetos sociales” son los nodos de las mismas. Procure pensar sobre ello.
Enrique Dans. Blog Expansión, Objetos sociales

Entramos en Second Life para experimentar in situ su impacto. Hay una página en español que lo facilita todo, así que desde ahí puedo obtener la información básica para crear  mi “avatar”, el personaje que me va a representar en el mundo virtual.

Un grupo español, Secondspain, ha creado una red social donde integran distintos medios 2.0, así que me introduzco en su foro, blog compartido y recursos varios en Español: http://redsocial.secondspain.es/aldrich/weblog

En su página puedo encontrar mucha información en castellano y una forma de acceso sencilla. Sigo los pasos, descargo el programa y nazco en la la isla del grupo, allá en el metaverso. 

Nada más nacer recibo ayudas. En el lugar, todo un tutorial para aprender los primeros pasos, ropa nueva, piel, forma de cuerpo, pelo… Mi avatar cambia enseguida de aspecto, va mejorando. Pero no sólo eso. Hay mucha gente, algunos nuevos recien nacidos como yo y otros andan por allí tratando de ayudar. Y ayudan.

Yo tuve la suerte de encontrar un joven argentino, programador, que se puso a mi lado, me llevó a nuevas tiendas y lugares, me explicó con paciencia y excelente pedagogía… En unas horas ya tenía un avatar de aspecto excelente y conocía lo principal para empezar a moverme en el nuevo mundo.

Gracias Chay!